sábado, 13 de septiembre de 2014

EL DÉFICIT PUBLICO.PELIGROS

             A finales del 2007 , cuando comienza la crisis económica la deuda española estaba en torno a los 382 mil mm de €, hoy supera el billón de euros.La percepción es que no vamos bien, vamos peor, el Estado sigue endeudándose, con el fin de mantener el estatus del Estado actual, junto con sus autonomías, diputaciones y ayuntamientos,por otro lado están los tipos de interés de la deuda que han tocado suelo, esto nos lleva al estancamiento de la economía , no a la recuperación. Para que se de la recuperación, hay que reestructurar la deuda,alargar el plazo, redistribuir las asignaciones reduciendo la maquinaria del Estado a la mitad a cinco años vista, redistribuyendo el gasto en inversiones e incentivos a la recuperación a cambio de la reducción del aparato del Estado, no son compatibles, un Estado autonómico como el que tenemos con unos impuestos desorbitados , el mantenimiento e incremento de la deuda publica y el crecimiento. Seria una huida hacia adelante, periodificando la deuda al futuro, para salir momentáneamente del bache en que nos encontramos, el crecimiento actual tiene su vertiente negativa, el crecimiento del déficit publico. Es una torre con pies de barro,, pan para hoy y hambre para mañana.Podremos crecer los próximos 2 años por encima del 1%  y nos iremos endeudandonos cada vez mas,  ya el pequeño ahorrador esta huyendo de la compra de deuda publica a consecuencia de su baja rentabilidad. Por tanto, las soluciones por un cambio del Modelo de Estado, con la reducción del gasto publico, el incentivo a la economía a través de una bajada de los tipos impositivos directos, cotizaciones sociales, con un cambio en el modelo de Estado, con esto conseguimos activar la confianza de los contribuyentes y la recuperación. ojo con las aventuras secesionistas,  traerá conflictividad social , incertidumbre y dilatar  en el tiempo la posible recuperación.

JMGS
Economista-Abogado

martes, 2 de septiembre de 2014

El mobbing

                 Los llamados malos tratos psicológicos son algo que hacen mas daño que los malos tratos físicos.Pero como comienzan y terminan, terminan en depresiones profundas y comienzan con simples expresiones orales , que el autor de las mismas, muchas veces disfruta de su cometido u otras veces ignora las consecuencias que tiene para la otra persona, la mayoría de los casos se dan entre familias que al final muchas acaban en discusiones y en los tribunales, lamentablemente. Sus autores/as creen llevar la razón en sus palabras, utilizando a terceros como escudos para conseguir sus objetivos mezquinos, y ademas menores de edad.Asistimos a un agravio continuo de estos  sujetos mediocres , capaces de transmitir toda su furia sobre su presa, con el fin de someterla a sus dictados. Si alguien acostumbra a otra persona al maltrato continuo y despierta de la pesadilla, lo consideran fuera de si, y no es asi, es que ha visto claramente que desde un tiempo acá estaba sufriendo malos tratos en silencio, que iban minando su salud, en algunas ocasiones llegan al suicidio personal. Dónde mas desarrollo ha tenido ha sido los malos tratos psicológicos del hombre hacia la mujer, pero también se dan entre familias. Esta agresión psicológica,en todos los casos ocasiona un perjuicio hacia su victima, esta puede ser intencionada o no intencionada. El agresor puede tener conciencia de que está haciendo daño a su víctima o no tenerla. Eso es desde el punto de vista psicológico. Desde el punto de vista jurídico, tiene que existir la intención del agresor de dañar a su víctima.La amenaza se distingue de la agresión, pero la amenaza es una forma de agresión psicológica. Cuando la amenaza es dañina o destructiva directamente, entra dentro del campo de la conducta criminal, la que está penada por la ley. 

La violencia psicológica implica una coerción, aunque no haya uso de la fuerza física. La coacción psicológica es una forma de violencia,la violencia psicológica tiene mil caras. Algunas son obvias, otras, prácticamente imposibles de determinar como tales. Pero todas las formas de maltrato y acoso psicológico dejan su secuela.Se trata de un maltrato activo o pasivo.Es una forma de violencia que se ejerce sobre una persona, con una estrategia, una metodología y un objetivo, para conseguir el derrumbamiento y la destrucción moral de la víctima. Acosar psicológicamente a una persona es perseguirla con críticas, amenazas, injurias, calumnias y acciones que pongan cerco a la actividad de esa persona, de forma que socaven su seguridad, su autoafirmación y su autoestima e introduzcan en su mente malestar, preocupación, angustia, inseguridad, duda y culpabilidad.Una forma de acoso es el afectivo.que es una conducta de dependencia en la que el acosador depende emocionalmente de su víctima hasta el punto de hacerle la vida imposible.el acosar le roba a su víctima la intimidad, la tranquilidad y el tiempo para realizar sus tareas o para llevar a cabo sus actividades, porque el acosador la interrumpe constantemente con sus demandas y, apenas la deja respirar entre petición y petición, pero siempre con mimos, con arrumacos y con caricias inoportunos y agobiantes. Si la víctima rechaza someterse a esta forma de acoso, el verdugo se queja, llora, se desespera, implora, amenaza con retirarle su afecto  o el de sus hijos o con "cometer una tontería", llegando incluso a intentos de suicidio y a explosiones realmente espectaculares que justifica diciendo que todo lo hace por cariño. Esto supone añadir el chantaje afectivo a la estrategia de acoso. En cuanto a la vertiente jurídica, decir que  esta viene regulada en el art. 153 del C.P. El legislador solo ha considerado , el violencia psicológica entre parejas en relación de afectividad y en interés siempre del menor y enmarcado dentro de la violencia domestica, aunque su aplicación se puede extender mediante el recurso de la analogía a otros supuestos , como son los de los hijos respecto a los padres o entre familiares ligados por lazos de consanguinidad o afinidad. Y en el caso de que se utilicen los menores como arma violenta contra sus victimas.


JMGS

abogado