jueves, 13 de marzo de 2014

La reforma tributaria, ¿Cómo debe ser?

  La reforma tributaria lleva dos años de retraso, debería haber estado aplicándose a primeros del 2012, y  debe ir encaminada a crear un tejido empresarial que impulse el crecimiento económico y por ende la creación de empleo neto, no el ánimo recaudatorio que se pretende, pues la presión fiscal  no es buena.
Los impuestos principales , impuestos indirectos , aquellos que gravan la producción,el trafico de bienes  y el consumo, IVA, impuestos especiales , Transmisiones y medios de transporte.Los Impuestos directos,gravan la capacidad económica y la obtención de rentas de personas físicas y jurídicas, a través el impuesto sobre la renta y el impuesto sobre sociedades. El sistema para que se reparta de forma equitativa, hay que centralizarlo, no puede estar en manos de las comunidades autónomas ya que crea desigualdad entre los ciudadanos y uno de sus principios debe ser el de unidad de mercado, hay que recuperar el espíritu de la norma impositiva, la dispersión normativa, crea confusión, reticencia, malestar  división,e inseguridad jurídica y mas importante, desconfianza, de lo que nos sobra en estos momentos, debido al exceso de intervencionismo en todas las direcciones. La renta, debe simplificarse aun mas, rentas del trabajo y del capital, bien sea del derivado de actividades económicas,de rentas inmobiliarias y mobiliarias, bajando los tipos marginales actuales y recortando los tramos, de los siete actuales a cuatro, donde la exención se debe establecer en el primer tramo, para las rentas menores de 16.000 € anuales,un segundo tramo hasta los 60.000 €, un tercero hasta los 120.000 € y un cuarto, desde los 120.001 en adelante, estableciendo el tipo máximo en rentas del trabajo y capital  en el 40%, sin deducción alguna., con ello simplificamos el sistema  no introduciendo elementos de dificultad.Los módulos deben de desaparecer, ya que ha sido la principal bolsa de fraude en este país. El impuesto sobre sociedades con los mismos tramos que el IRPF, y sin deducción alguna. Si bajan los impuestos se crea empleo y se declara todo ya que empresas y autónomos , por ejemplo pedirían facturas de todo, y aquí terminaría la bolsa de fraude, no por impuestos mas altos, se tendrá mas recaudación, véase los dos últimos años como ha disminuido la recaudación.. Los indirectos, como por ejemplo el IVA, el tipo general debe ser armonizado y  en consonancia con el resto de países de la UE , con el fin de reactivar el consumo, el tipo general debe ser del 20%, el tipo reducido, el 10% y el super-reducido que se quede al 4 %., pero mucho me temo que las presiones de la UE, el BCE  y el FMI , por el rescate de España, se vaya al 23%, tal como exigen nuestros socios, si es así, el consumo se restringirá mas todavía.Y para acostumbrar a los ciudadanos a pedir factura, podrán deducirse hasta un máximo del 15% iva excluido de la renta percibida. y justificada, alquileres,etc. La reforma debe ir acompañada de una disminución de tipos a la seguridad social, la tarifa plana,es una tarifa trampa, ya que , no se puede despedir durante al menos 2 años, y es fácil con la ley laboral que el despido llegue a ser improcedente y se tenga que devolver las cantidades deducidas.La reforma laboral, falta un tramo, al disminuir los tipos , se debe de crear un fondo para el despido, que debe formar parte del fondo para el desempleo, la percepción de mas cantidades, es considerada un enriquecimiento ilícito. Las retenciones del trabajo personal debe se igualmente por tramos y no en función de ningún requisito, ya que esto fomenta la desigualdad social..Y por supuesto, las bolsas de fraude actuales, fútbol y deportes, si se practican en España, deben de tributarse aquí en España, y por la renta mundial.Y todo esto, aplicando el sistema irlandés, para recuperar la confianza.

jmgs
Economista-Abogado


.

No hay comentarios: