domingo, 5 de junio de 2011

La crisis del Pepino y con mayúsculas

   
Los productores de frutas y hortalizas  de Almería, Murcia, Málaga, han dado por terminada la campaña , así como los productores de espárragos verdes, uno de los "productos estrella" de la Vega del Henares, de Castilla-La Mancha también se advertía de que los cuatro principales productos de la huerta de la región, melón, sandía, ajo y cebolla, y  del Ejido "el pepino", todos  han visto cómo se desplomaban los precios en las últimas semanas, por la prohibición de exportar a países del Norte de Europa y el resto de la agricultura española  teme que puedan sufrir las consecuencias del la “crisis del pepino” .Ha acabado la campaña hortofrutícola y la confianza del mercado que tanto tiempo ha costado se ha venido al garate por la irresponsabilidad de un Estado. No es fácil introducir un producto en un mercado, cuando la competencia es fuerte entre los países. Pero aquí hay que hacer algunas reflexiones, porque se ha señalado a España, porque no a otro país, Italia, Francia, Holanda, Reino Unido o marruecos, esta es una pregunta que debemos hacernos. Otra, dónde están nuestros representantes políticos, en precampañas electorales y los ministerios implicados y nuestros representantes en Europa, los que viajan en clase Bussiness, tampoco han hecho su aparición. Respuestas, como somos un país de segunda, fácilmente atacable, dónde hay diecisiete repúblicas, los políticos enfrentados, y todo nos viene bien, pues, otro ataque, de tantos, Fletan, Perejil, Haidar, secuestros de personas y barcos, ataques bursátiles, crisis del pepino, etc.etc, se nos está viendo demás el plumero y esto debe de cambiar, en Europa somos un país de segunda, del tercer mundo, no nos respetamos a nosotros mismos, como queremos que nos respeten, si estamos peleándonos entre nosotros a todas horas, la imagen que estamos dando de desunión como Estado sólo tiene parangón a la situación que habia con anterioridad a 1936. El Estado  hay que fortalecerlo, no dividirlo y hacer frente como nación a la Unión Europea, la cual parece que no pertenecemos, pues los políticos de distinto signo, aparte de viajar en bussiness y estar pendientes de sus negocietes, allí no se que hacen aparte de esto último, bueno, cobrar, ante todo, ¿para que los queremos?, ante su postura  y de su falta de representación, cuando tenían que haber boicoteado el parlamento europeo, y hacer que se reúna la comisión y  el parlamento urgentemente, para desmentir al segundo día lo que estaba ocurriendo, no, dejamos que el bulo siga su curso y contamine  a toda la agricultura española, como así ha sido, y por mucha campaña, comiendo todo el mundo pepino, no vamos a devolver la confianza al consumidor. Al final quien va a pagar los platos rotos de este desaguisado, los de siempre, los agricultores.

JMGS

ECONOMISTA

No hay comentarios: