lunes, 17 de enero de 2011

La Reforma del Estado Autonómico.

                    Era de esperar que tarde o temprano se llegase a plantear el tema del debate sobre la reforma del Estado de las Autonomías, que nos ha aportado de positivo y que nos ha aportado de negativo, de positivo, la descentralización de las funciones del Estado. Y de negativo, primero, duplicidad de costes, funciones, exceso de regulación e intervencionismo, diferentes leyes para cada comunidad autónoma, dentro de un mismo Estado. Es decir, más inconvenientes que ventajas, pero esto, todavía estamos a tiempo de corregirlo, pero para esto no hay que liquidar el actual sistema, sino reducir, simplificar, unificar, acomodar, armonizar y ordenar un compendio de atribuciones en una misma línea de actuación, tanto política y económicamente. Para ello, deben de quedarse, en sólo siete autonomías, 1) Andalucía, Ceuta, Melilla y Extremadura,2) Canarias,3) Castilla La Mancha-Castilla León-Madrid, 4)Murcia y Valencia, 5) Cataluña e Islas Baleares-Aragón,6) Galicia y Asturias, 7) País Vasco, Cantabria y Navarra. Con esto se simplificaría, el Estado autonómico actual, la cámara del senado seria la cámara de representación territorial dónde se defenderían los intereses de las autonomías. Cada autonomía tendría su gobernador autonómico, y sus senadores, auténticos representantes autonómicos, que harían sus funciones en sus territorios, en la cámara de representación autonómica. Y el congreso de los diputados, formado por los representantes de cada provincia. La ley electoral actual desaparecería, en su lugar, un sistema de partidos en el que las fuerzas políticas, sumen y no resten representatividad, dónde los partidos locales, deban agruparse en una formación para tener representación estatal, y nunca puedan condicionar la política del Estado. Con ello, simplificaríamos, todo el coste del aparato estatal actual, habría que hacer una ley de Reforma política de amplio consenso, dónde se trate de acomodar a la estructura constitucional actual, y en un plano de igualdad territorial y con un ámbito competencial igual para cada autonomía. Estaría representada la diversidad de cada territorio, su cultura, lengua, costumbres propias.

JMGS
Economista

 

No hay comentarios: